Carta a los lectores

Editorial por Mons. José Gómez

Querida familia Magnificat:

Con inmensa alegría y agradecimiento doy la bienvenida a la nueva edición de Magnificat en español (Magnificat para las Américas), propia de los Estados Unidos de América. Precisamente cuando se están cumpliendo los veinte años de la edición inglesa, nace este nuevo instrumento para tantos de nuestros connacionales. Hasta ahora recibíamos la edición desde España, que en este mes celebra quince años de existencia. La reciente aprobación de los textos litúrgicos en español por parte de la Conferencia Episcopal de Obispos de los Estados Unidos de América ha impulsado a los editores de Magnificat a brindarnos esta edición propia. Les expresamos nuestro agradecimiento por «sentir con la Iglesia» de este modo.
Al director de la edición española le gusta decir que Magnificat prepara el camino para la acogida de la Palabra en la liturgia de la Iglesia y en la oración, como si el mensual fuera una evocación de san Juan Bautista. El mes de Adviento en que se publica este primer número evoca esa instrumentalidad para que todos los lectores y suscriptores de esta nueva edición acojan y encarnen en su vida personal, familiar y laboral la belleza del Evangelio. En Navidad, celebraremos el nacimiento del Niño Dios. Deseamos que la utilización de este bello y probado instrumento eclesial sirva para que Cristo nazca en los corazones de todos los que lo utilicen.
Deseo que sean muchos los que se beneficien de Magnificat Latina y se extienda ampliamente para una experiencia más viva de la fe en todo el Pueblo de Dios.


Con mi cordial bendición,


Mons. José Gómez
Arzobispo de Los Ángeles
Vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB)