Carta a los lectores

Editorial por Pablo Cervera Barranco

Querida familia Magnificat:

El occidente europeo sufre muchas veces la nefasta influencia de costumbres que no tienen que ver con nuestra tradición o historia. Otras, sin embargo, serían de tener muy en cuenta para introducirlas en nuestros calendarios, como el Thanksgiving day, día de acción de gracias. Lo curioso es que para esta última celebración no haría falta copiar nada. La liturgia católica incluye el día 5 de este mes la entraña de esa fiesta, pero con mayores horizontes. Me refiero a la feria mayor litúrgica de Témporas de acción de gracias y petición. Tras el descanso del verano y la cosecha de los campos, los cristianos nos dirigimos a Dios. Se trata, en su celebración plena, de tres días dedicados a la petición de perdón, a la acción de gracias y al ruego a Dios para que bendiga los futuros trabajos de los hombres. La fiesta contiene, así, la dimensión penitencial, la eucarística y la deprecativa.

Tratemos de que ese día de Témporas de acción de gracias no pase desapercibido.

Vivámoslo personalmente y también en nuestras comunidades parroquiales o asociativas.

Seguro que trae grandes bienes a todos. 

.

En Jesús y María,